• En pleno auge de las viviendas modulares y las casas prefabricadas, la compañía Brikawood ofrece hogares personalizables y sostenibles de madera que se montan como piezas de Lego.
  • La novedad más llamativa es que los ladrillos de la firma no requieren ninguna clase de  revestimiento o pegamento. Tampoco tornillos ni clavos.

Si sueñas con tener tu propia casa de madera prefabricada, la compañía francesa Brikawood pone a disposición de los clientes originales soluciones para diseñar su vivienda a medida y de forma sostenible.

Como si se tratase de legos, los ladrillos de madera de la empresa no requieren ningún tipo de solución de ensamblaje como pegamento, clavos o tornillos, ni tampoco revestimiento de ninguna índole. Su innovadora propuesta aboga por la sostenibilidad, el uso de menos cantidad de materiales y la personalización en los diferentes modelos de casa prefabricada.

¿Cómo funcionan los ladrillos de Brikawood, concebidos para simplificar el proceso de construcción? Precisamente como el emblemático juguete: se apilan en hileras sin fijación, como pequeñas piezas de Lego, uniéndose por espaciadores. Así se logra que la pared sea consistente y estable, garantizando una vivienda rígida y bien sellada, con rendimiento perfecto.

En el apartado de la sostenibilidad, se trata de un método para disponer muros de carga que genera una cantidad de residuos muy baja y que reduce considerablemente el gasto energético, y por tanto, implica una menor huella de carbono.

Por otro lado, estas casas pasivas y ecológicas cuentan con un buen aislamiento térmico de alto rendimiento, a prueba de fenómenos meteorológicos adversos y que garantizan una temperatura adecuada.

Desde la web, la compañía explica que la madera viene del árbol de origen norteamericano conocido como abeto de Douglas o Pino de Oregón, caracterizado por su elevada fuerza y resistencia, así como por unas propiedades térmicas, mecánicas, acústicas y antisísmicas.

El catálogo permite seleccionar, tal y como celebran desde Idealista News, entre kits muy variados según la preferencia del usuario, la superficie que desea para la casa prefabricada y también la altura. Hay viviendas de una planta, de 2 plantas y casas personalizables, a medida según lo que el usuario desee. Así, puedes configurar la cantidad de habitaciones o si tiene garaje.

Destacan el Kit Capucine, con 2 habitaciones, baño y salón —y un total de 111 metros cuadrados—; el Kit Joana, que incluye garaje, o el Kit de techo de plano DeBussy, con 85 metros cuadrado, 3 habitaciones, porche, baño y salón.

En cuanto al presupuesto de estas viviendas ligeras de madera que se montan como legos, este se establece por metro cuadrado. Puedes encontrarlo a partir de 1.000 euros el metro cuadrado para el Kit Estudio BBC —el más económico—, y puede llegar a los 1.800 euros el metro cuadrado para la vivienda de 2 plantas. La media se sitúa en 1.400 y asciende a 1.500 euros/m2 para las personalizadas.

Fuente:Businessinsider