El diseño biofílico describe la atracción innata de los seres humanos por la naturaleza. La biofilia contribuye a la salud y al bienestar mental: mejora el estado de ánimo, reduce el estrés y mejora la creatividad y la claridad de pensamiento. Somos mucho más felices cuando estamos cerca de parques, playas, cascadas y otros elementos del mundo natural.

El concepto de diseño biofílico tiene muchos beneficios para el entorno construido: aumenta la conectividad de los residentes con la naturaleza y promueve la salud positiva y el bienestar mental.

El concepto de diseño biofílico tiene muchos beneficios para el entorno construido.

Aunque no existe una ‘talla única’ cuando hablamos de diseño biofílico en el entorno construido, el concepto de diseño se puede incorporar en un desarrollo Build to Rent considerando la escala de un edificio, la demografía y la historia y geografía del área.

Cuando se trata de diseño de interiores, hay varias formas de incorporar el diseño biofílico en materiales, muebles y accesorios. Los principios de diseño se utilizan para aumentar la conectividad de los residentes a través de la naturaleza directa e indirecta.

Stephen Kellert, considerado uno de los pioneros en diseño biofílico, ha creado un marco para apoyar la implementación de la biofilia en el entorno construido. El marco ha sido diseñado para respetar y celebrar la naturaleza, al tiempo que proporciona un entorno urbano enriquecedor y multisensorial.

Cuando se trata de diseño de interiores, hay varias formas de incorporar el diseño biofílico en materiales, muebles y accesorios.

El marco se divide en tres categorías clave: naturaleza directa, naturaleza indirecta y condiciones de espacio y lugar. Centrándose en el diseño de interiores, la biofilia se puede incorporar a través de la naturaleza directa e indirectamente.

Diseño biofílico por contacto directo con la naturaleza

La naturaleza directa se relaciona con el contacto tangible con elementos naturales. Esto incluye plantas que reducen el estrés y aumentan la productividad, el rendimiento y la salud física. La agricultura vertical y las paredes verdes también son un gran añadido al entorno construido. La agricultura vertical permite a los residentes cultivar sus propias hierbas, ensaladas y verduras, lo que promueve el bienestar y al mismo tiempo contribuye a un futuro sostenible.

La biofilia se puede incorporar a través de la naturaleza directa e indirectamente.

La naturaleza directa también incluye la iluminación que presenta una orientación de las estaciones y la hora del día, proporcionando beneficios para el bienestar. En el diseño de interiores, hay formas de amplificar la luz natural, por ejemplo, a través de espejos y superficies reflectantes. El agua, que es multisensorial, también se puede presentar a través de accesorios como pequeños elementos acuáticos. Proporciona sonido, vista, tacto y movimiento, lo que ayuda a reducir el estrés y proporciona satisfacción general a los residentes.

Diseño biofílico por naturaleza indirecta

Por otro lado, la naturaleza indirecta se relaciona con tener contacto con representaciones o imágenes de la naturaleza. Buenos ejemplos son las fotos o pinturas de la naturaleza que se pueden utilizar como arte mural o enmarcar y colocar en aparadores. Los materiales naturales en diseño biofílico incluyen madera, piedra y telas y muebles naturales que brindan estimulación mental. Los materiales orgánicos que son sensibles al clima y que cambian con el tiempo ofrecerán a los residentes artículos interesantes, ya que cambian de color con el paso del tiempo. Estos accesorios tienen beneficios para el bienestar mental y son ideales en un entorno construido.

El objetivo de utilizar el marco de Stephen Kellert es considerar cada aspecto de los principios definidos en él de forma individual y aplicar los relevantes a su proyecto, al tiempo que se tiene en cuenta el alcance de su desarrollo y sus residentes objetivo.

Fuente:interempresas.net