• La autosuficiencia y legislación de cada CCAA facilitan la instalación

La tendencia a buscar una casa prefabricada va en aumento. En la mayoría de los casos son económicas, tienen diseños de todo tipo y se instalan en cortos tiempos. Como buena tendencia, también corren mitos y verdades sobre este nuevo mundo de la construcción. Sobre todo, en lo que respecta a los terrenos y las regularizaciones que se han establecido para este tipo de viviendas.

Respecto al tema terreno, los no urbanizables no contemplan la edificación de viviendas, en casi todos los casos. Existen excepciones que permiten que se pueda instalar una casa prefabricada móvil en suelo rústico gracias a un “vacío legal”.

“Una casa prefabricada móvil es aquella que se puede reubicar y transportar porque está dotada de un chasis y de ruedas, en algunas ocasiones. En principio, este tipo de viviendas están catalogadas como bienes muebles, pero también se les puede considerar como edificación, ya que precisan de servicios y, por tanto, requieren licencia urbanística municipal”, comenta César García, director de Acounsel abogados.

“Instalar una ‘mobil home’ sin licencia municipal en suelo rústico u otro tipo de terreno, puede dar lugar a dos procedimientos sancionadores; uno por la propia falta de licencia y otro que puede acabar en demolición, en el caso de entender que se debe restaurar el suelo a su situación anterior a la instalación”, añade.

La autosuficiencia permite la luz verde de su instalación

Lo claro es que no se pueden construir viviendas en este tipo de suelo, ya sean prefabricadas o no, salvo que “estén destinadas a actividades agrícolas y ganaderas y que el terreno tenga determinada superficie y orografía”, detallan en Idealista, y agregan que depende de la comunidad autónoma. Pero, ¿y una casa prefabricada móvil que no requiera obras? Depende. Una de las claves está en la “autosuficiencia”. Si es capaz de autoabastecerse, sería lo mismo que una “caravana”.

Una casa de estas características, con autosuficiencia en su estructura, no requiere ni obra ni cimentación. Que tenga paneles solares, depósitos de agua, sistema de reciclaje de vertidos. “Este tipo de casa aprovecha un vacío legal, ya que se puede reubicar, pero, finalmente, su legalidad sobre un suelo rústico depende de la comunidad autónoma de la finca”, argumentan.

Legislación en cada CCAA

“La posibilidad de ubicar una casa prefabricada móvil en suelo rústico depende de la legislación aplicable en cada comunidad autónoma, pues cada una de ellas puede marcar diferencias en cuanto a parcela mínima, volumen de edificabilidad, altura de la vivienda, etc. Por lo tanto, no podemos generalizar sobre si se puede o no instalar una casa móvil en suelo rústico“, explica García.

Para entender qué es suelo rústico y ‘mobil home’ el portal web Idealista definió ambos conceptos. “Un suelo o terreno rústico es una parcela calificada por la ordenación territorial como no urbanizable. También se conoce suelo rural y se caracteriza por carecer de las infraestructuras urbanísticas y de abastecimiento básicas. Por ejemplo, alcantarillado, paso rodado, agua, alumbrado, etc.”, explican.

Fuente:Eleconomista