En muchas ocasiones, al referirnos a una casa prefabricada, empleamos la denominación ‘casa modular’. O viceversa. Y en esencia, resultan casi lo mismo: son casas construidas previamente en una fábrica, destinadas a la vivienda, a un precio más reducido y, generalmente, más eficientes y sostenibles que una casa tradicional.

Sin embargo, prefabricadas y modulares no significan exactamente lo mismo, ya que tienen naturaleza y características diferentes.

“Lo cierto es que los prefabricados están presentes en las diferentes tipologías de construcción. Desde la construcción tradicional a la construcción modular. Pero la gente tiende a usarlo cuando la construcción no es in situ“, explican desde la compañía Modular Home, especializada en este tipo de viviendas.

Para ejemplificarlo, exponen casos como el de las carpinterías exteriores, más concretamente de las ventanas compuestas por multitud de piezas que componen su mecanismo y su soporte.

“Llegan a las obras en un bloque ya con esos mecanismos engarzados. Incluyendo las hojas con sus cristales, el marco y el acabado final. Estas piezas son indudablemente prefabricadas. Su uso en una obra, ¿hace de ésta una construcción prefabricada? Pues claro que no”, explican.

Piezas o módulos

Llevando esta idea un paso más allá, nos encontramos con las casas modulares, compuestas de varios módulos prefabricados para montarse y unificarse en el lugar donde, finalmente, se emplazará la vivienda definitiva.

“Se trata de fabricar y proporcionar unidades de mayor volumen para conformar las edificaciones. De tal forma que se puede montar completamente el volumen edificatorio con ellas. Se reducen las necesidades de ensamblar tantas piezas, reduciendo esas uniones”, detallan desde Modular Home.

Las casas prefabricadas, en cambio, están concebidas para ser completamente montadas en el taller y que se trasladen con su estructura íntegra hasta el lugar escogido para la vivienda. En palabras de Arquima, compañía del sector de la construcción industrializada de viviendas, “es una casa completa que se elabora a partir de diferentes secciones confeccionadas en fábrica. Por lo tanto, es un término que se refiere a la construcción de la totalidad de una casa en un almacén o fábrica antes de que se instale en la parcela, o terreno asignado”.

Por su naturaleza, presentan otras diferencias sobre las casas modulares, ya que las casas prefabricadas son de coste muy inferior a las modulares. “Las casas prefabricadas tienen menos durabilidad con el paso del tiempo, y una vez que se deterioran, es muy difícil reformarlas, además de que su diseño suele ser estándar, por lo que no se podrá tener una casa prefabricada con un diseño personalizado y a medida”, explican desde Arquima.

No obstante, muchas casas prefabricadas ofrecen la opción de entregarlas por piezas, de tal forma que sea el propio inquilino quien las ordene y monte.

Fuente:Eleconomista