Este tipo de casas prefabricadas son totalmente personalizables y apuestan por la sostenibilidad, aunque también existen proyectos ya diseñados para los clientes.

Las casas prefabricadas han revolucionado el mundo de la construcción y no son pocas las empresas que se están dedicando a investigar este sector del mercado inmobiliario que cuenta con muchísimas ventajas. Entre ellas, la posibilidad de acceder a viviendas nuevas y terminadas por un precio menor al del mercado inmobiliario. Entre las multinacionales que curiosean con viviendas prefabricadas se encuentra Amazon.

En 2018, Amazon decidió invertir en Plant Prefab, una empresa de viviendas prefabricadas de construcción responsable y sostenible respecto al medioambiente, pero también con la salud. El objetivo es fabricar viviendas lo más saludables, utilizando el programa LEED for Homes del US Green Building Council y sus propios sistema de salud y programa de sostenibilidad. Además de ser casas saludables, quieren que tengan el menor impacto posible con el planeta.

Las casas de Plan Prefab tienen el sello Passive House, una certificación ambiental que integra estándares de salud, confort y rendimiento energético. Además, buscan la neutralidad de carbono para el año 2028.

Casas personalizables

En esta empresa fabrican cualquier tipo de vivienda para cubrir cualquier tipo de necesidad. Todas están diseñadas por arquitectos en el terreno y cumplen con cualquier requisito de calidad mientras que producen menos gasto y residuos. Para ello, utilizan técnicas de arquitectura y diseño digital de última generación y construyen las casas entre un 20 y un 50% más rápido que con el método tradicional, siendo posible también planificar plazos y calendarios de entrega.

Igualmente, cuentan con un amplio equipo de diseñadores, arquitectos y desarrolladores para guiar a los clientes durante todo el proceso y conseguir así la casa de sus sueños.

Disponen de un amplio catálogo de diseños ya proyectados y de muestras de casas ya instaladas, pero también es posible crear un diseño propio según lo que se necesite. Los precios varían según las casas sean personalizadas o estándar y al coste también afectan los acabados o el lugar donde se instale la propiedad.

Fuente:lainformación