La sostenibilidad y la eficiencia energética en la construcción es ya una realidad y, sin duda, una prioridad tanto para usuarios como profesionales del sector. Por ello, Rehau, consciente de su responsabilidad social y medio ambiental, no duda en formar parte de innovadores y pioneros proyectos como esta nueva casa de Pasiva Positiva en Robledo del Buey (Toledo).

La Casa Taller Laboratorio, impulsada por Passivhaus Consultores y diseñada por Vand Arquitectura, es un proyecto que cuenta con la colaboración de reconocidas y punteras firmas del sector de construcción y tiene como objetivo suministrar información práctica y difundir las técnicas de construcción idóneas para la construcción de edificios de consumo casi nulo y Passivhaus.

Casa Taller Laboratorio (CTL), en Robledo del Buey (Toledo), un proyecto de Passivhaus Consultores y Vand Arquitectura. Foto: Katy Adell.

La CTL que ostenta la certificación passivhaus Premium, ofrece la máxima certificación del estándar gracias a su apuesta por innovadoras y eficientes soluciones. Un ejemplo de ello son los cerramientos Geneo de Rehau, que incorporan materiales inteligentes como RAU-Fipro X, y que son perfectos para proyectos tan ambiciosos como este. La categoría Premium no sólo se reduce a niveles muy bajos la demanda de energía primaria del edificio, sino que, además, se genera más energía a partir de fuentes renovables de la que se consume. De este modo, los excedentes de energía pueden ser aprovechados para otros usos particulares o ser vertidos a la red para su comercialización.

Esta CTL cuenta con ventanas Geneo PHZ de Rehau. Foto: Katy Adell.

Además, mediante una experiencia en primera persona, esta iniciativa pretende mostrar a particulares y profesionales del sector, tanto el confort en el interior de la vivienda como las ventajas económicas y medioambientales que supone un diseño pasivo positivo.

Sin duda, las soluciones en carpinterías eficientes de Rehau son una parte muy importante de la eficiencia y viabilidad de este proyecto en régimen de autoconsumo. En concreto, los sistemas Geneo escogidos para esta vivienda garantizan una total conservación de la energía en el interior y un aislamiento térmico extraordinario gracias su material de fabricación RAU-Fipro X. Este material compuesto reforzado con fibras de vidrio, proporciona la rigidez necesaria que permite prescindir completamente del refuerzo metálico y un aislamiento térmico que no requiere otros elementos aislantes para reforzar la capacidad aislante del cerramiento. Esto unido a la máxima clasificación posible en materia de estanqueidad al aire y a la humedad, gracias a su triple junta perimetral, hacen del sistema Geneo PHZ una solución ideal para este tipo de edificios.

La Casa Taller Laboratorio disfruta de gran luminosidad. Foto: Katy Adell.

En definitiva, el proyecto de Pasiva Positiva es un ejemplo de eficiencia energética y sostenibilidad. Rehau contribuye a ello de manera que edificio pueda reducir su demanda de energía hasta en un 95% en comparación con uno convencional, gracias a un buen diseño, cuidada selección de materiales y de sistemas constructivos Así, es posible ofrecer una experiencia única a los futuros usuarios mostrando que la construcción eficiente, sostenible, con balance energético positivo y que proporcione el máximo confort a sus ocupantes ya es una realidad.

Promotor: Luis Martínez.

Vista interior de las ventanas Rehau Geneo PHZ instaladas en la fachada norte de la CTL. Foto: Katy Adell.

 

Fuente:Interempresas