Rápidas de fabricar, fáciles de transportar e instalar y mucho más asequibles, así son las casas modulares prefabricadas que se están popularizando en España.

La vivienda es una necesidad esencial y una de las mayores preocupaciones de los ciudadanos. El acceso a una, ya sea mediante compra o alquiler, resulta cada vez más complejo y costoso para muchas personas, especialmente en las grandes ciudades, donde la gentrificación y la alta demanda han disparado los precios y provocado una creciente burbuja inmobiliaria. En este contexto, poco a poco están surgiendo nuevas propuestas y modelos habitacionales que intentan dar una solución a este problema.

Una de estas soluciones alternativas que están comenzando a popularizarse en España no es una novedad fuera de nuestras fronteras: se trata de las casas prefabricadas, muy comunes en países como Estados Unidos, y que ahora parecen haber llegado para quedarse entre nosotros. En los últimos tiempos, varias empresas han empezado a apostar por las casas industrializadas como solución rápida y eficiente para reducir los tiempos de construcción y aumentar el parque de viviendas disponibles a un precio más asequible.

Entre dichas compañías, destaca el fabricante de viviendas modulares Tiny Mobile Home, que tiene su sede operativa en Madrid y su industria en Plasencia. La compañía comenzó a operar a mediados de 2020 y al año siguiente ya había facturado su primer millón de euros. En mayo de este año, la firma logró una ampliación de capital de 400.000 euros para seguir expandiendo su negocio.

CASAS MODULARES, RÁPIDAS DE FABRICAR Y A UN PRECIO ASEQUIBLE

La propuesta de Tiny Home es novedosa, barata y rápida. La empresa diseña pequeños módulos de entre 23,5 y 32 m2, fáciles de aplicar en distintos usos. “Nosotros lo que vendemos son módulos prefabricados para uso de vivienda, estudio o de ampliación de una vivienda, que se ejecutan 100% en fábrica y en un par de horas se instalan en su ubicación funcionando”, explica Ignacio de la Vegapartner de Tiny.

De esta forma, la compañía busca dar respuesta al problema del creciente precio de la vivienda y la dificultad de acceso de los jóvenes, especialmente acuciante en ciudades como Madrid o Barcelona. Asimismo, se trata de una forma excelente de agilizar y abaratar el proceso de construcción de la vivienda. Gracias a la fabricación mediante módulos móviles, estas viviendas pueden transportarse e instalarse fácilmente en cualquier parte.

Y todo ello por un coste asequible para la mayoría de economías: los precios de las ‘tiny homes’ están comprendidos entre los 8.000 y los 25.000 euros. A los que hay que añadir, eso sí, el coste del suelo donde se instalan, así como las respectivas licencias, cuestiones que dependen de la zona.

¿DÓNDE SE PUEDEN INSTALAR LAS CASAS PREFABRICADAS?

Pese a la creencia habitual de que la elección de una vivienda prefabricada relaja los requisitos que debe cumplir el terreno, en la mayoría de los casos la casa tendrá la consideración de bien inmueble, por lo que el solar deberá reunir ciertas características urbanísticas, a lo que se suman otros condicionantes topográficos.

Desde el punto de vista legal, el terreno deberá ser edificable siempre que la casa tenga la consideración de bien inmueble. Son bienes inmuebles todas aquellas casas, también las prefabricadas, que van ancladas al suelo mediante cimentación y/o que necesiten para su abastecimiento (luz, agua, saneamiento…) de los suministros públicos. La única opción de instalar la vivienda en suelo rústico sería optar por una casa móvil (que se pueda transportar) que además sea autosuficiente.

Si la casa prefabricada es un bien inmueble y, por tanto, se necesita un terreno edificable, la parcela deberá contar con ciertos requisitos que marcan el Código Técnico de Edificación (CTE) y las normativas autonómicas: suministro de electricidad, agua potable y alumbrado, evacuación a la red de saneamiento, acceso por vía pública pavimentada…

Fuente:ElPeriodicodeEspaña